Blog

3
Jul

¿Qué necesito, un Coach o un Asesor Financiero?

Todos decimos, yo puedo controlar mis finanzas

Estoy un poco descontrolado por ahora, pero

Yo sé cómo salir de esta.

¿Será cierto?

¿A quién debo recurrir si siento que necesito ayuda?

Acompáñame y lo vemos…

Pareciera que los términos de Asesor y Coach financieros se refieren a lo mismo, pero no es asi. De manera sencilla y práctica voy a empezar diciendo que:

  • La labor de un coach financiero es proporcionar conocimientos, habilidades y comportamientos que te ayudarán en primer lugar a construir tu riqueza. Ellos se centran en los aspectos básicos de la gestión del dinero personal, así como en el cambio del comportamiento financiero, tus cuentas y gastos.
  • Por otro lado, los asesores financieros tienden a centrarse en la implementación de productos y estrategias financieras. Usualmente te ayudan a administrar la riqueza que ya tienes, mediante el uso de conocimientos técnicos en el ámbito de las inversiones.

    • Otra de las principales diferencias entre el coaching y asesor financiero; es que los coach no suelen tener ningún vínculo con los productos, no gestionan inversiones ni similares. Para ellos es importante entregar las “herramientas” a través de los conceptos básicos de seguros, inversiones, diversificaciones etc.; ellos nunca dan recomendaciones específicas sobre dónde invertir.
    • Así los coach financieros son algo así como un activo integral y hasta podríamos decir que son un complemento valioso para los asesores financieros tradicionales. Es por esto que se puede decir que el coach financiero debe estar primero, es el primer paso, el básico. Una vez hayas alcanzado tus metas de flujo de efectivo positivo (las que logras con coaching financiero) y alguna acumulación de riqueza, puedes optar por la ayuda de un asesor financiero en la “siguiente etapa”.

      Existen 3 tipos de asesores. Esta clasificación está dada de acuerdo a la complejidad del servicio que tú requieras, tus necesidades y tu capital:

      1- Robot Asesor: Si estás buscando invertir para la jubilación u otra meta. Un robot asesor puede ser una excelente solución. Casi siempre son la opción de menor costo, y sus algoritmos informáticos configurarán y administrarán una cartera de inversiones para usted. Probablemente sea un buen candidato para un este tipo de asesor si:

      • Debe ahorrar para la jubilación, pero no sabe por dónde empezar.
      • Desea beneficiarse de los rendimientos del mercado de valores, pero no tiene mucho tiempo para aprender a invertir.
      • Tiene una suma global que desea invertir para uno o más objetivos financieros futuros.
      • Todavía no tiene mucho dinero para invertir. Esto, ya que generalmente tienen mínimos de cuenta bajos o nulos.

      2- Servicios de planificación financiera en línea: Los servicios de planificación financiera en línea ofrecen gestión de inversiones combinada con planificación financiera virtual. El costo es más alto de lo que pagará por un robot asesor, pero más bajo de lo que pagaría por un asesor financiero tradicional. Considere un servicio de planificación financiera en línea si:

      Desea trabajar con un asesor humano, pero no le importa reunirse con ese asesor por teléfono o video. Ahorrará dinero al reunirse virtualmente, pero aún recibirá la administración de inversiones y un plan financiero holístico y personalizado.

      3- Asesores financieros tradicionales (en persona): puede referirse a personas con una variedad de designaciones, que incluyen:

      • Planificador Financiero Certificado (CFP siglas en inglés): Brinda asesoramiento sobre planificación financiera. Para utilizar la designación de CFP de la Junta de Normas del Planificador Financiero Certificado, un asesor debe completar un largo requisito de educación, aprobar una prueba rigurosa y demostrar experiencia laboral.
      • Corredor de bolsa: Compra y vende productos financieros en nombre de los clientes a cambio de una tarifa, comisión o ambos. Debe aprobar los exámenes y registrarse con la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU* (si es en ese país en el cual está prestando el servicio) o en el ente regulador pertinente según el país donde esté prestando dicho servicio.
      • Asesor de inversiones registrado: Brinda asesoramiento y hace recomendaciones a cambio de una tarifa. Están registrados en la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU*. O en un regulador estatal, dependiendo del tamaño de su empresa. Algunos se centran en carteras de inversión, otros adoptan un enfoque de planificación financiera más holístico.
      • Administradores de patrimonio: Los servicios de administración de patrimonio generalmente se concentran en clientes con un alto patrimonio neto y proporcionan una gestión financiera integral.

      La selección de este tercer tipo de asesor tiene un costo más alto que las 2 opciones anteriores. Algunos cobran una tarifa plana, otros un porcentaje del balance del portafolio al final del año o asesorías por horas. Dependerá de la forma como se maneje cada uno.

      Queda claro, que comparar un coach y un asesor financiero es comparar peras con manzanas; sin embargo, ambos son muy importantes y te ayudarán a alcanzar tus metas financieras, pero a través de caminos diferentes y en diferentes etapas de tu vida financiera. Entonces, solo tú según tú nivel de conocimiento en el campo de las finanzas, tu situación financiera y tu capital; puedes decidir qué tipo de orientador necesitas bien sea un coach o un asesor. Independientemente de si los contratas o no, te invito a educarte en el tema y solo así te liberarás.

      Nos Vemos en la Cima!!!

      José Vergara

      0

Deja una respuesta