Blog

21
Ago

La FED y su propia Moneda Digital

La necesidad de agilizar la digitación de los pagos en las economías mundiales y la constante competencia por el avance y la eficiencia apoyados con las innovaciones tecnológicas como principal herramienta, está cambiando el proceso el pagos como actualmente lo conocemos y con ello la forma de INVERTIR.

¿A qué me refiero con la forma de invertir?

Vamos a averiguarlo…

La semana pasada el gobernador de la Junta de la Reserva Federal, Lael Brainard, nos sorprendió con el anunció que la Fed está probando su propia moneda digital (CBDC). La CBDC serviría como moneda de curso legal digital, similar al efectivo, principalmente para pagos minoritarios. La FED tiene en su estructura organizacional participación de la banca privada y el CBDC podría eliminar cualquier dependencia de intermediarios manejando la funcionalidad de los servicios de pago.

CBDC es dinero fiduciario o dinero establecido, respaldado por un gobierno a través de su banco central en forma virtual. Si bien es similar cosméticamente a las Criptomonedas como bitcoin, se cree que su implementación representaría una amenaza mayor para los bancos comerciales que para las Criptomonedas.

Aún no se sabe si la moneda será arbitrada a través de bancos. También están estudiando las implicaciones de las monedas digitales en el ecosistema de pagos, la política monetaria, la estabilidad financiera, la banca y finanzas, y protección al consumidor.

Para toda la actividad de investigación, Brainard advirtió que la Fed “no ha tomado una decisión sobre si emprenderá un proceso político significativo que explore la legalidad y viabilidad de la moneda digital con el gobierno y las partes interesadas.

Sin embargo, no es dificil deducir que el dinero digital podría cambiar la forma en que funciona la política monetaria en la economía, así como acelerar un sistema de pago que sigue siendo lento y exigente para los consumidores. Desde la fundación la Reserva Federal ha brindado servicios de pago y liquidación, junto con el sector privado y en cooperación con él.

Aunque el momento del lanzamiento de su moneda digital es incierto, la Fed se está asociando con el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), este centro de estudios se encuentra entre las 3 mejores universidades del mundo para desarrollar el CBDC durante los próximos dos o tres años. En un comunicado de prensa Brainard reconoció la existencia de otros CBDC y Criptomonedas privadas como bitcoin y Libra, subrayando la necesidad de evaluarlos en los EE. UU. con el siguiente comentario: «Esta perspectiva ha intensificado los pedidos para que las CBDC mantengan la moneda soberana como el ancla de los sistemas de pago de la nación.

Otros bancos centrales también están evaluando las monedas digitales. Reuters informó que el Banco Central Europeo está discutiendo planes para una moneda digital pública europea. Turquía también ha anunciado planes, y se esperan pruebas para fin de año. Mientras tanto, China sigue firme en que lanzará su propia moneda digital este año, después de planificarla y desarrollarla durante los últimos 5 años.

Ahora, volvamos a las inversiones.

Ante un inminente aumento de la inflación en los Estados Unidos, grandes inversionistas han decidido realizar un giro en sus carteras de inversión a fin de resguardarlas. Tal es el caso de Paul Tudor Jones II multimillonario estadounidense quien, en 1980, fundó su fondo de cobertura, Tudor Investment Corporation, una empresa de gestión de activos. Él decidió dar un vuelco a sus posiciones y exponerse a comprar Bitcoin porque según él es probable que sea el «fastest horse (caballo más rápido)» por el momento.

Por otro lado, nos encontramos con Warrent Buffet quien ha predicado durante décadas su indiferencia por las materias primas que no producen efectivo ha rotado su capital de forma indirecta al ORO a través de inversiones en mineras de oro.

Como vemos ambos tienen un acuerdo general sobre la gran cantidad de cuestiones relacionadas con la flexibilización cuantitativa, los bancos centrales y la inflación futura. También están de acuerdo en que los principios del dinero sólido son la mejor solución no solo para proteger la riqueza, sino también para beneficiarse de la devaluación del dólar estadounidense. Entonces, ¿Tú que harás para proteger tu capital? ¿Los bancos desaparecerán con el tiempo? ¿Y qué pasará con el dinero en papel moneda como lo conocemos? ¿Desaparecerá también en el futuro?

Lo cierto es que este tiempo de pandemia ha acelerado los cambios dirigidos hacia el mundo virtual en todos los aspectos y queda de nosotros adaptarnos a esa nueva realidad de manera rápida y exitosa. Como siempre te he dicho la educación financiera constante te ayudara a formar tu propio criterio. Te invito a darle “Me gusta”, comentar y compartir el artículo. Comparte con nosotros tus opiniones al respecto en la caja de comentarios. Te auguro Éxito

Nos Vemos en la Cima!!!

José Vergara

0

Deja una respuesta