Blog

10
Abr

Hábitos productivos que deberíamos adquirir en esta cuarentena

Momentos de cambios,……Momentos de evolución……

Quien no cambie, quien no evolucione en los próximos meses le va a ser poco fácil sobrevivir a todo lo nuevo que viene. Puede ser que ya estés desempleado, que estés teniendo dificultades económicas, tengas depresión, o quizás no, pero podrías llegar a ello si no te adaptas y cambias para cuando todo esto pase. El mundo como lo conocimos hace 20 o 30 días no volverá a ser igual nunca más; entonces, es el momento de: ¿preocuparse? u ¿Ocuparse? por hacer la diferencia, y pensar en aprovechar este tiempo maravilloso que tenemos encerrados para hacer ajustes en algunos aspectos de nuestra vida.

SER mejores padres de familia, mejores hermanos, mejores hijos, mejores esposos, pero sobre todo es fundamental SER mejores persona y para lograrlo es necesario cambiar 3 hábitos que son básicos. Con ellos estarás dando un gran paso, estarás avanzando muchísimo en tu preparación mental, espiritual y física para soportar una de las crisis más importantes que ha tenido la humanidad en toda la historia.

Aprovechar esta oportunidad con actitud positiva y pro-activa te hará más fácil el proceso de transformación de tu antiguo Yo a tu renovado Yo:

1. Gestión del Tiempo: Empieza por planear tú día y gestionar efectivamente el tiempo. Organiza tus actividades por prioridades y asígnales la cantidad de tiempo que le dedicarás de acuerdo a su importancia 1, 2, o 3 horas al día. Aprovecha para incluir en tu planificación diaria todas aquellas actividades que no hacías por falta de tiempo como leer un libro, hacer ejercicio, estudiar u organizar tus espacios. Si analizas objetivamente seguramente coincidiremos en que cuando decimos que no tenemos tiempo para algo es porque no sabemos gestionarlo, entonces tomemos el hábito de gestionar nuestro tiempo para ser productivos; tratando en lo más posible de cumplir tu plan diario verás que al cabo de estos 30, 40 días te sentirás satisfecho y orgulloso de ti mismo.

2. El hábito de desarrollar tu SER: Sobre este hábito nos enseñaron muy poco en la escuela. Por eso, te aclaro que cuando se habla de puntualidad, cuidar tu cuerpo, cuidar tu mente, alimentar tu espíritu, trabajar en equipo, mejora continua, automotivarse y ser mejor persona, se está haciendo referencia a desarrollar tu SER.

Debemos desarrollar nuestro SER para conectar con la riqueza. El sistema educativo se escuda en que es en casa donde se debe educar en valores y en el SER, pero ¿Qué hay si los padres no tienen competencias blandas, tienen poco desarrollado su SER y no cuentan con buenos valores? ¿Qué nos podrían enseñar? Normalmente nos preocupamos más por el desarrollo del intelecto y no por el desarrollo del Ser que es realmente lo más importante. Podremos ser grandes intelectuales, pero si no sabemos ser buenas personas y carecemos de competencias blandas que nos permitan relacionarnos efectivamente con los demás el camino se nos va a ser un poco más difícil. Aprovechemos el tiempo que nos esta dando estas crisis para desarrollar esta parte tan importante para el ser humano. Trabajar en equipo, Ser Solidario, Ser honesto, Ser más humano, Ser noble y Ser congruente forman parte de este desarrollo.

Quizás sea tiempo de descubrir tu vocación, descubrir tu propósito. Tú eres el único que puede decidir cambiar tu vida, nadie lo va a hacer por ti. Tú puedes cambiarla con las herramientas y los conocimientos que adquieres. Ten en cuenta que cuando salgamos de nuestras casas nos vamos a encontrar con un nuevo mundo, con nuevas personas, con nuevos retos.

Otra parte súper importante que debes aprender es a conectarte con el dinero ya que la riqueza y la pobreza proceden de tu ser. En la medida que lo entendamos el dinero cambiara tu vida y mejor aún la de las otras personas.

3. El Hábito de la Adaptabilidad y Mejora Continua:

“Las crisis potencian la evolución. En las crisis los cambios que parecían difíciles o imposibles pueden darse incluso relativamente deprisa” -Elsa Punset.

La educación generalmente le sirve al 50% de la gente que la adquiere. De ese 50% solo al 25% le impacta y la aplica, al otro 25% solo la motiva. La educación se aprende y se mete en las venas cuando te enfrentas a una situación límite y esta se puede considerar como una de ellas. Muchos podrán decir que este momento es de crisis y permitirán que sea la crisis quien de la pauta. Sin embargo, dependerá de ti utilizarla para aprender y educarte. Es momento de hacer cambios radicales maximizando el tiempo y aprendiendo nuevas competencias que te permitirán adaptarte a lo nuevo y Evolucionar.

Cuando hay crisis tu cerebro memoriza y aprende más rápido. Cosas que te parecían muy difíciles como, hacer un curso por internet ahora se te va a hacer fácil porque ahora tienes tiempo, estas encerrado y estas consciente que debes estudiar y adquirir información de calidad que te conduzca a la prosperidad.

Establece horarios estrictos para comer, duerme bien, has ejercicio, trabaja en hacerte mejor persona y al final de esta cuarentena después de haber tenido tanto tiempo libre debes preguntarte ¿Cuánto he cambiado? ¿Me gusta en lo que me estoy convirtiendo? Con estas respuestas podrás evaluar si vas en el camino de lo que tú quieres llegar a SER, de en quien te quieres convertir. Sin embargo, considera que la única forma de SER mejor es rodeándote de mejores personas, leyendo mejores libros y haciendo mejores cursos. La educación constante es clave para tu mejora continua y tu adaptabilidad. Recuerda que el mundo ahora es diferente y solo cambiando tus hábitos vas a lograr alcanzar lo que deseas SER, entonces

Nos Vemos en la Cima!


Redacción: Mayerly Jiménez

Dirección: José Vergara

0

Deja una respuesta