Blog

8
Ene

En peligro Portafolio 60/40

Durante muchos años, un gran porcentaje de planificadores financieros y corredores de bolsa elaboraron portafolios equilibrados para sus clientes, comprendidos por un 60% de acciones y un 40% de bonos u otras ofertas de renta fija.

Dicha cartera se convirtió en cartera estándar 60/40 y ha resistido la prueba del tiempo por una razón: ha funcionado. Sin embargo, la eficacia futura de esta estrategia está bajo escrutinio debido al rendimiento de los bonos de tasa baja a negativa.

Básicamente, los bonos tienen tres propósitos en una cartera:

  • Diversificación
  • Mitigar la volatilidad y
  • Rendimiento

Por otro lado, los bonos han servido como un activo que tiene una correlación mayoritariamente negativa con las acciones. Cuando uno sube, el otro baja. A cambio de la promesa de baja volatilidad y falta de correlación, los inversores son recompensados ​​con un rendimiento. En pocas palabras los bonos son «seguros».

Los bonos del Tesoro estadounidense de referencia arrojaron un rendimiento fijo y confiable que ha promediado el 4% durante las últimas tres décadas. De hecho, 2,3 puntos porcentuales del rendimiento de la cartera de activos múltiples 60/40 durante los últimos 30 años provino de la renta fija. Este rendimiento conllevaba poco riesgo de pérdida de capital, lo que estabilizó el barco para los inversores durante períodos de volatilidad en las partes más riesgosas de la cartera.

Sin embargo, el mundo está cambiando y es posible que la cartera 60/40 no vaya a cumplir la promesa en el futuro. A este respecto Jared Woodard de Bank of America Securities explicó bien esta preocupación:

“¿Por qué dices que la cartera 60-40 está muerta? El problema es que a medida que los rendimientos de los bonos descienden cada vez más (el pagaré del Tesoro a 10 años paga 0,7% anual), hay menos rendimiento en valores de renta fija para los inversores que compran y mantienen. Es decir, el seguro está disminuyendo su beneficio. Además, la perspectiva de políticas gubernamentales para impulsar el crecimiento económico aumenta el riesgo de inflación. Los bonos del Tesoro podrían volverse más riesgosos a medida que las tasas de interés comiencen a subir y los precios, que se mueven en la dirección opuesta, caigan”.

El argumento de los bonos es cada vez más difícil de mantener en un entorno de tipos de interés bajos a negativos. Si nos concentramos en la tasa real (que incorpora la inflación) de los bonos, en lugar de la nominal, nos damos cuenta de que la gente está comprando actualmente un activo que promete perder dinero a cambio de falta de volatilidad o correlación.

Si volteamos la mirada, podremos identificar otros activos para incluir en el portafolio que impulsan el alto rendimiento, la baja volatilidad y, principalmente, una correlación negativa con las acciones. Entre estos activos podemos encontrar cuentas digitales que devengan intereses en dólares, o invertir en Bitcoin.

A continuación, les presento un cuadro comparativo realizado por CoinShares, en el cual se muestran los efectos en el rendimiento de la inclusión de bitcoin y otros activos en el portafolio:

Como se puede apreciar en el gráfico, el rendimiento obtenido por tener Bitcoin en el portafolio es mayor que el retorno de los otros activos. A pesar de esta realidad, aún hay un poco de renuencia por parte de asesores financieros por hacer modificaciones como estas. Creo que tener bonos a tasa real negativa en nuestras carteras no es sensato para nuestras finanzas. Pero, tal vez tenga que ver un poco con el “incentivo” que tiene los asesores financieros de su tarifa del 1% ya sea que sus clientes ganen dinero, pierdan dinero o se mantengan fijos. O también porque aún hay un poco de miedo a lo nuevo y desconfianza a lo desconocido.

Lo cierto es que muchos afirmarán que el rendimiento no es la única razón por la que un inversor tiene bonos. Si bien es cierto este argumento, no se debería caer en el error de asumir que ningún otro activo puede proporcionar baja volatilidad y falta de correlación.

Por todo lo anterior, si usted está actualmente sentado con una cantidad importante de su cartera en bonos, debería considerar si es oportuno o viable incluir en su portafolio otro tipo de activos que compartan las características de los bonos e innovar en la asignación su portafolio para estar en el camino que lleva el mundo de hoy.

Lo cual me lleva a recomendarte el estudio constante, estudia, aprende, aplica y practica para adquirir nuevos conocimientos que forjen tu criterio inversor con fundamento sólido. Trabaja diligentemente para comprender los cambios y el rumbo de esta nueva década.

Para finalizar, es probable que la cartera 60/40 tenga serios problemas en la forma actual. Por lo que cabe analizar:

¿Cómo lograr los mismos objetivos de baja volatilidad y no correlación, pero rendimientos más altos?

¿Quizás es viable asignar una parte del portafolio al mundo de los activos digitales?

¿Invertirías un poco en Bitcoin?

¿Ya tienes Bitcoin u otros activos digitales?

Comparte con nosotros tus respuestas en la caja de comentarios. Te invito a darle «me gusta», comentar y compartir el articulo con quien pueda serle útil.

Como siempre te auguro Éxito,

Nos Vemos en la Cima!!!

José Vergara

0

Deja una respuesta