Blog

1
May

¿Cómo la deuda enriquece más a los ricos?

Generalmente nos dicen: No te endeudes!, Paga las deudas, La deuda es mala! ¿Cómo entonces la deuda es mala para mí, pero a los ricos los hace más ricos? Esto quiere decir que hay algo que No sabemos de ella. Algo que debemos conocer y aprender acerca de la deuda Te invito a descubrirlo…

Una de las razones por las que los ricos son cada vez más ricos es porque usan la deuda a su favor, por algo, alguna vez Donald Trump dijo: “Ya saben que soy el rey de la deuda. Me encanta la deuda”.

La ecuación patrimonial es:

Activo (Bienes) = Pasivo (Deuda) + Patrimonio (Ingresos)

Empecemos por decir que la deuda es algo que tienes que devolver. Cuando pides dinero prestado, en realidad se trata de dinero por el que no debes pagar impuestos porque no es tuyo realmente. Los ahorros y la deuda no solamente están gravados de manera distinta. De hecho, los ahorros están gravados y la deuda no. El interés que se paga por la deuda buena (deuda usada para adquirir activos que te proporcionen flujo de efectivo) es deducible. La deuda disminuye tus impuestos, en tanto que los ahorros, los incrementan.

Esto es lo que hace que la deuda sea menos costosa que el patrimonio y los ricos la utilicen para adquirir sus bienes. El patrimonio es el dinero que recibes y sobre el cual ya pagaste impuestos, así que, incluso si la tasa de interés es entre el 5 y 6%, aprovechar la deuda es muchísimo más barato; de otra manera, tendrías que usar el patrimonio por el cual ya pagaste aproximadamente de un 20-40% de impuestos ya que todo ingreso es gravable. Entiéndase ingreso como el dinero que recibes y que puedes gastar en lo que tú quieras.

Existen 3 tipos de ingreso:

1. Ingreso ganado u ordinario: Este tipo de ingreso es el más gravado de todos los ingresos ya que es el dinero líquido que tienes para gastar. El gobierno no ofrece estímulos a quienes trabajan por dinero ni a quienes lo ahorran.

2. Ingreso de Portafolio: También se llama ganancias de capital. La ganancia de capital se produce cuando compras barato y vendes caro… o sea, cuando el dinero trabaja duro para ti en lugar de que tú trabajes para él.

3. Ingreso pasivo: Es el dinero que fluye de un activo. Tu activo produce dinero. En el ámbito inmobiliario, al ingreso pasivo se le llama ingreso por rentas. El ingreso pasivo que proviene de los bienes raíces es el que ofrece la tasa más baja de impuestos. A veces es de 0%, lo que hace de este tipo de ingresos los predilectos de los ricos inversionistas.

Existe otro tipo de ingreso llamado: Flujo de Efectivo Fantasma, conocido también como el ingreso real de los ricos. Es un ingreso derivado de la deuda y de los impuestos. Los inversionistas con flujo de efectivo fantasma esperan a que se presenten las crisis para empezar a buscar ofertas en el ramo inmobiliario beneficiándose así de este tipo de ingreso.

El flujo de efectivo fantasma se hace evidente en el siguiente ejemplo, supongamos que quieres comprar una casa (no para vivir, como inversión. Para rentar). El inmueble cuesta $100.000 dólares, se necesita un enganche del 20%, es decir, $20.000 dólares; ahora si esos $20.000 dólares los ahorró de su ingreso ganado (como empleado), realmente le están costando $35.000 porque alrededor de $15.000 se los quedó el gobierno en forma de impuestos de su cheque de nómina.

Pero si esos mismos $20.000 dólares los pidiera prestados en lugar de usar su propio dinero, el inversionista se estaría ahorrando esos $15.000 dólares. Es este precisamente el ingreso fantasma, dinero y tiempo ahorrados. Dinero por el cual no tuvo que trabajar, por el que no pagó impuestos y el cual no tuvo que ahorrar.

Por esta razón, los inversionistas siempre están pensando en su próxima inversión mientras que los dueños de negocios pequeños y empleados salen de casa para ir a trabajar a fin de recibir ingreso ganado u ordinario.

Además, está la apreciación del inmueble que se cuenta también como ingreso fantasma. Esto ocurre cuando el precio de una propiedad aumenta. Digamos que nuestro inmueble de $100.000 dólares ahora cuestan $150.000 dólares. La diferencia de $50.000 dólares es el ingreso fantasma conocido como apreciación.

Si vendes el inmueble tendrás que pagar impuestos de esa ganancia de capital (de $50.000 dólares), aproximadamente el 20% sobre estos. Pero si en lugar de vender sacas un préstamo con garantía hipotecaria sale como deuda y va a nuestros bolsillos libre de impuestos.

En el caso de inversionistas profesionales utilizarán los $50.000 dólares como enganche para comprar otra propiedad y en su estado financiero parecerán 2 propiedades en lugar de una. Mientras los otros los usaran para pagar otros préstamos con intereses más altos lo que les permitirá reducir su gasto total mensual por concepto de intereses, que, al mismo tiempo, le impedirá prosperar.

La amortización es otro ingreso fantasma, cada que se hace un pago a la hipoteca o a deuda, el balance del préstamo se amortiza o disminuye. En el caso de los inversionistas los que amortizan su deuda son los inquilinos y en los otros casos como ya sabes, es con ingreso ganado, el cual ya ha sido pechado con impuestos.

Por último, en esta entrega les mencionaré el ingreso fantasma por Depreciación, también conocida como desgaste. Así pidas dinero prestado para comprar bienes raíces el departamento de impuestos te da deducción por depreciación. Incluso si tu propiedad se está apreciando y aumentando de valor, recibes descuentos por este rubro. En otras palabras, el recaudador te da un respiro fiscal por concepto de depreciación, como si la propiedad estuviera bajando de valor. Pero sólo en propiedades que producen flujo de efectivo. Las residencias personales no generan una deducción por depreciación.

Estos conceptos son los que aplican los ricos para aumentar sus riquezas y evitar los impuestos, poniendo todo a su favor. Aclaro evitar impuestos mas No evadir impuestos son cosas distintas. Es necesario entonces conocer las leyes o contar con un excelente asesor fiscal que te permita aprovechar todas las bondades que da el gobierno para incentivar la inversión.

No olvides la deuda es exenta de impuesto. Por eso si aprendemos a usar la deuda, podremos volvernos ricos en mucho menos tiempo. Espero esta información te sea útil y contribuya a ampliar tu visión. Éxitos…

Nos Vemos en la Cima!!!

José Vergara

0

Deja una respuesta